Experiencia personal…

El otro día me tome un taxi…

A pesar de haberlo tomado de noche, estacionó frente a mí y me abrió la puerta de adelante.

Me senté al lado del chofer y empezó… queja tras queja…

Yo silencio.

Crítica tras crítica…

Mi silencio creció y traté de cambiar el tema pero no tuve resultado…

El chofer se había propuesto hacer terapia conmigo y yo no estaba dispuesto a ser su “tacho de basura”, por lo que le dije que ese día había decidido hacer dieta de información negativa.

No sé si fué por el tono, por mi cara o por la seguridad que se lo dije, que se calló la boca y no me habló más durante todo el viaje.

Creo que se enojó… estoy seguro que sí…pero no me importa.

Al llegar a casa, pagué el viaje y le desee muy buenas noches.

¿Adónde cree que quedaron todas las quejas, mala vibra y resentimientos que esa persona tenía pensado regalarme”

Si le digo que conmigo no… ¡Ya habrá adivinado la respuesta…!

Si acostumbra a hacer eso, o por lo menos algo parecido con quienes desean tomarlo (o mejor dicho usarlo), como un recipiente de basura…

¡ No sabe lo bien que comenzará a sentirse!!!.

One response to “Experiencia personal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s