Blog

PREDICCIÓN SEMANAL

Correspondiente a la semana que va del domingo 5 al sábado 11 de Abril/2020

índiceD

PANORAMA ASTRAL es un programa de RADIO UNIVERSAL que lleva en el aire casi 32 años en forma ININTERRUMPIDA o sea l.660 programas emitidos.

Como considero que sigues semanalmente las predicciones te podrá gustar escuchar el programa completo que se emite en RADIO UNIVERSAL todos los

DOMINGOS A LAS 8:30 AM 

que en 25 minutos comparto historias, técnicas metafísica, pequeños secretos prácticos , las proyecciones, pensamientos y…. durante este verano, sorteos especiales.

También esta disponible vía on-line

Te invito a escuchar el programa desde AQUÍ.

Radio UNIVERSAL

MENSAJE ANGELICAL PARA ESTA SEMANA

3b4cc67c2c1be734b403dbc6f8c67026

Uno de los peligros de estar demasiado enfocados en una preocupación, es que el miedo crea depresiones en los planos suaves de nuestra mente y pequeñas “heridas” en nuestra aura.

Se puede vivir con ellas y no pasaría nada.

Solamente generaría pequeñas huellas energéticas que, podrían ayudar a experimentar que su vida esta “bloqueada” y en casos mayores, generar cierta tendencia a sufrir estados pasajeros de ansiedad…

La solución energética a esta situación es fácil, porque basta con una sola sesión de Reiki para restaurar esas “imperfecciones” comunes en esta época de situaciones que muchas veces no podemos manejar.

¿Pero que puede ocurrir?…

Que luego aparezcan “otras preocupaciones” y al no ser tratadas desde el momento que aparecieron, se pueden comenzar a acumular, de la misma manera que el agua de la lluvia se acumula en un pozo o que una pequeña rotura en una ropa, al no ser arreglada en su momento, se puede comenzar a deshilachar.

Esta será una semana especial y no me refiero al poder espiritual y la fe generara en el recuerdo de Jesús ingresando a Jerusalén y sus últimos días en este plano, sino a que las noticias estarán más “fuertes”, porque estamos comenzando un tiempo de aceleración del coronavirus en nuestro país.

Será fundamental que enfoque todas sus energías en cuidarse, cuidar, dar el ejemplo, no dejarse tentar por salir, alimentarse con lo que tenga en su casa y si lo necesita, salir con las protecciones adecuadas y realizar la limpieza que corresponda al llegar a su hogar.

Pero sobre todo… evitar hacerse problemas por cosas que no lo son, que no están confirmadas, que llegan en mensajes de personas que comparten información si conocer las fuentes, por situaciones humanas que puedan generarse a lo largo de estos días de “encierro”, potenciar la paciencia y dirigir todas sus energías hacia pensamientos positivos, optimistas, haciendo todo lo posible para que sus sistemas energéticos, emocionales, espirituales y vitales no se alteren.

Esta semana el ejercicio que aconsejo es que haga una lista y ponga en ella, todo lo que hoy está valorando y agradeciendo tener y que antes no lo hacía…

Verá que son muchísimas cosas más por la que deberá estar agradecida/o de lo que pueda suponer…

Al comenzar a enfocar su atención en las cosas buenas que tiene (que si faltaran todo sería peor) se podrá dar el lujo de comenzar a ver lo que le rodea, con una visión más optimista de lo que está viviendo y sobre todo, generar la energía positiva y de LUZ necesaria para enfocar el futuro, con una actitud más fuerte y luminosa.

Bendiciones y luz protectora benéfica y radiante.

Walter Accuosto

VISITA MI PÁGINA:  walteraccuosto.com 

HASTA HACE MUY POCO, LA VIDA ERA OTRA

Hasta hace muy poco la vida era otra.

Muchas personas contando sus viajes de vacaciones y las experiencias vividas, otras miles planificando la semana de Turismo para conocer distintas partes del mundo, teníamos planes, proyectos, clases por comenzar y un año pleno para trabajar, divertirnos, ahorrar y disfrutar.

Hace poco más de un mes, nuestras necesidades, sueños, planes, ideas y proyectos eran lo que no son ahora…

Aquella canción de Mercedes Sosa le dio una vez más la razón… razón que todos sabemos que es así, pero que no reconocemos hasta que llega…

Todo cambia.

Hasta el punto que aquella tecnología por la cual estábamos preocupados porque nos aislaba socialmente, ahora es lo que nos une.

Mientras cada uno de nosotros estamos en casa, comenzamos a ser conscientes que no es una situación única, que no es algo “personal”… que en este momento el MUNDO entero todo esta cancelado…

Todo está quieto, paralizado.

No hay nada urgente para hacer… solamente cuidarnos y cuidar a quien tenemos a nuestro lado.

De eso se trata nuestro mundo en este momento, enfocarnos en estar tranquilos, tener el alimento necesario, las comodidades básicas y saber que las personas a las cuales queremos están bien… con salud.

Ya no nos importa no poder ir a Grecia,  tener ese coche último modelo, ser famoso o reunir una fortuna…

¡Se da cuenta con que poco nos conformamos…!

Esta tragedia, como todas las crisis que han llegado a su vida y seguirán llegando, viene con un anexo: la oportunidad de aprender cosas nuevas, porque ahora que estamos en “pausa”, el Universo nos da la oportunidad de volver hacia dentro, pensar, replantear y generar los pasos que nos permitan re-alinear nuestra vida, hacia – seguramente- otras direcciones.

Quizá. Aunque parezca algo sin sentido… estamos en un punto (personal y de humanidad) de recuperar nuestra verdadera esencia y comenzar a ser lo que realmente somos…

Estos cambios general temores, incertidumbre, nervios y ansiedades…

Es por esa razón, que realice una pequeña meditación para estos momentos, de muy poco tiempo y fuera de lo que son las meditaciones tradicionales, quizá más como un recordatorio de cómo llegar a la esencia de la paz que está dentro nuestro, en menos de cinco minutos, simplemente activando la relajación, la respiración adecuada, la mente en balance y una música inusual para meditar, pero que mi sensibilidad y mis Guías me indican que es la adecuada.

Espero que le guste.

ES IMPORTANTE QUE LEA ESTO, ANTES DE ESCUCHAR EL AUDIO

Indicaciones:

Disponga de 5 minutos para estar en un lugar donde domine el silencio

Siéntese o recuéstese cómodamente.

Use auriculares

Usaremos para este ejercicio la respiración diafragmática o abdominal.

Es simple, pero necesita saber antes de realizar el ejercicio como se hace.

Bien vendría entonces, practicarlo antes

Lo importante es no forzar nada, hacerlo sutil, amablemente.

Esta respiración (que es la que hacen los bebes y la perfecta) requiere una pequeña técnica pero no difícil…

No se trata de llenar los pulmones de aire, ni aguantar la respiración.

Practica previa

En una posición cómoda que puede ser recostada o sentado… ponga sus manos suavemente en su estómago.

Expulse todo el aire que esta acumulado en sus pulmones, al hacer esto, estará también provocando la necesidad de inspirar más profundamente.

Inicie la respiración, de manera profunda dirigiendo el aire al inspirar “hacia su abdomen”, como si quisiera empujar hacia arriba las manos que están apoyadas suavemente en él.

Debe sentir que el mismo se infla como un globo.

Retenga unos instantes el aire y luego comience a expulsarlo, relajando su vientre (ese globo formado, comenzará a desinflarse) y las manos bajaran con él.

Quédese unos instantes con los pulmones vacíos, sintiendo cómo se va relajando, y en cuanto sienta nuevamente el impulso de inspirar, hágalo profunda y lentamente volviendo a llenar tus pulmones mientras tu abdomen sube.

resp.-diafrg.

Practique esta la respiración diafragmática durante el tiempo que requiera para aprenderla y estar luego su organismo preparado para realizar la meditación…

Recuerde no forzar, sino no alcanzará la relajación profunda que da la correcta respiración diafragmática.

Es un simple ejercicio que lo podrá realizar sin dificultades…

Una vez familiarizada/o con este modo de respiración, simplemente escuche la meditación y déjese llevar…

Esta realizada con mucho amor…

Walter  Accuosto

 

MI MAESTRO… ¿UNA TORTUGA?

depositphotos_5867669-stock-photo-tortoise

Tanto en diversas playas tanto del Pacífico como del Caribe Nicaragüense sobre las 19/20 horas, en el momento que el sol decide retirarse y siempre a mediados de invierno, se puede ver un espectáculo increíble: miles de tortugas salen del océano Pacífico en busca de tierra firme.

Como no podía ser de otra manera, lentamente y con mucho esfuerzo luchan contra las olas y llegan a la orilla con un único fin traído desde quien sabe que código genético, herencia, instinto o karma: enterrar sus huevos en la arena.

Con ese único fin… el de preservar su especie, cada uno de estos “bichitos” recorren miles de kilómetros para volver al sitio en el que nació y – dicen los lugareños – tardan aproximadamente 30 años, tiempo en que demoran en alcanzar su madurez sexual.

¿Vienen corriendo como locas?

Nunca vi una tortuga en ese estado, pero por lo que pude averiguar, no.

Vienen con su habitual lentitud de tortuga hecha y derecha, haciendo honor a su imagen de movimientos lentos, pero seguros.

Si nos comparamos con estos simpáticos bichitos (¡Salud!!! Maria Elena Walsh que estarás cantando “Manuelita” en el cielo) podremos descubrir que tenemos más que una diferencia física: el manejo del tiempo.

En nuestra cultura ser lento es sinónimo de torpe, “tonto” o inútil.

Se impone la rapidez y la impaciencia y todo tiene que estar disponible “al momento”.

Por ejemplo: hoy una espera de quince segundos ante el ascensor se hace insoportable. Mas de una vez me han cerrado la puerta “en las narices” sin tener la “amabilidad” y paciencia de esperar un segundo para compartirlo. Estoy seguro que a Ud. le ha pasado lo mismo.

Casi sin querer, la energía de este siglo XXI nos ha llevado a querer las cosas “para mañana” y pagar un precio: NO DISFRUTAR LA VIDA, NO DISFRUTAR EL VIAJE, por querer llegar más rápido a la meta.

Sin duda este maldito y a su vez sanador virus trae un mensaje…

Nos obligó a guardar quietud, tener muchísimo tiempo para reflexionar, darnos cuenta que cosas son las importantes y cuáles no.

Nos obligó a ATORTUGARNOS.

ATORTÚGUESE, acepte a este extraño animalito como su maestro.

Walter Accuosto

¿Y SI VINO PARA AYUDARNOS A SANAR?

EL SUTIL ARTE 2

Estos días de cuarentena, tienen sus cosas malas – agotamiento, cansancio injustificado, pocas ganas de hacer cosas, excesivo comer, nada de ejercicio – y sus cosas buenas  – descansar, dormir más de lo común, reencontrarse con sus cosas y por supuesto, poder comenzar a leer libros que en algún momento, – por impulso o por recomendaciones – uno fue comprando y no ha tenido tiempo para leer.

En esa revisión de cosas guardadas amorosamente, me encontré con un libro que había comprado en uno de mis viajes, cuyo título me atrajo (por lo irreverente) y que no pase más de pasar rápidamente las páginas con la promesa de leerlo después…

Ese después, llego ahora y el libro con su extraño título: “El sutil arte de que todo te importe un carajo” me hizo una guiñada y fue directamente a él.

En cuanto lo abrí, mire algunos conceptos súper inteligentes y que de alguna manera yo venía aplicando desde tiempo atrás, pero lo que más me extrañó, como mis manos se dirigieron a un capitulo en el que, parecería estar escrito para nosotros, en estos momentos.

Quizá, seguramente, mis Guías Espirituales a los que amo, escucho y obedezco, me llevaron allí para compartir el concepto.

Lo trascribí exactamente como su autor Mark Manson lo escribió y es así, como lo comparto con Uds:

“”En la década de los cincuenta, un psicólogo polaco de nombre Kazimierz Dabrowksi estudió a los sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial para averiguar cómo manejaron las experiencias traumáticas del conflicto bélico.

Se trataba de Polonia, así que las cosas habían estado muy terribles.

Estas personas experimentaron o presenciaron inanición masiva, bombardeos que redujeron ciudades a escombros, el Holocausto, la tortura de los prisioneros de guerra y las violaciones o los asesinatos de miembros de su familia (si no por los nazis, años después sería a manos de los soviéticos).

Conforme Dabrowski analizaba a los sobrevivientes, notó algo tanto sorprendente como increíble.

Un gran porcentaje creía que las experiencias de  guerra que sufrieron, a pesar de ser dolorosas y muy traumáticas, los había convertido en gente mejor, más responsable y sí, incluso los hizo más felices.

Muchos describían sus vidas antes de la conflagración como si hubieran sido personas diferentes: gente desagradecida o que no apreciaba a sus seres queridos, flojos y consumidos por problemas sin importancia; se creían con derecho a todo lo que se les había dado.

Después de la guerra se sentían más seguros, más confiados en sí mismos, más agradecidos, y las trivialidades de la vida y sus pequeñas molestias ya no les perturbaban.

Obviamente, sus experiencias fueron dramáticas no estaban felices de haber tenido que padecerlas. Muchos aún sufrían por las cicatrices emocionales que la guerra les había dejado.

Pero algunos pudieron tomar esas cicatrices para transformarse a sí mismos de forma positiva.

Y estas personas no son las únicas en ese tipo de transformación.

Para muchos de nosotros, los logros que más nos enorgullecen provienen de una gran adversidad.

Nuestro dolor nos hace más fuertes, más resilientes, más centrados.

Muchos sobrevivientes de cáncer, por ejemplo, reportan sentirse más fuertes y más agradecidos después de ganar la batalla para sobrevivir.

Asimismo, el personal militar presenta resiliencia mental, ganada a partir de resistir los peligrosos ambientes de una zona de guerra.

Dabrowksi discutía que el miedo, la ansiedad y la tristeza no necesariamente son siempre estados mentales indeseables o inútiles, por lo general son representativos del dolor necesario para el crecimiento psicológico.

Negar ese dolor es negar nuestro propio potencial.

Justo así como sufrimos un dolor físico para construir huesos y músculos más fuertes, uno debe sufrir dolor emocional para desarrollar una resiliencia emocional mayor, una auto conciencia más fuerte, un incremento en la compasión y una vida más feliz en general.

Nuestros cambios más radicales de perspectiva por lo regular suceden al final de nuestros peores momentos.

Es sólo cuando sentimos dolor intenso que estamos dispuestos a voltear a ver nuestros valores y cuestionar por qué parece estar fallándonos.

Necesitamos una especie de crisis existencial para mirar objetivamente cómo hemos perdido el sentido de nuestra vida y luego considerar cambiar el curso.””

 

PREGUNTO… ¿ Y SI VINO PARA AYUDARNOS A SANAR ?

El libro se llama: “EL SUTIL ARTE DE QUE TODO TE IMPORTE UN CARAJO” y su autor es MARK MANSON.

(Editorial Harper Collins)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CUARENTENA… DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN.

images (1)

¿Es difícil… si es difícil convivir 24 horas los 7 días de la semana con alguien…?

Pareja, padres, chicos chicos, adolescentes, amistades…

Pero quizá es la pareja, la relación más difícil… en especial, si las cosas tiempo atrás no andaban bien del todo.

No han duda… Estamos más susceptibles, nerviosos, angustiados, aburridos, etc, etc y eso hace que cualquier “fueguito”, pueda llegar a generar un gran incendio.

Hoy quiero compartir un ritual Budista muy sencillo  para favorecer el dialogo en la pareja.

¿Qué hacen ellos?

En cada casa, en sus pequeños altares que son santuarios junto con las imágenes de Buda, sus ancestros, las flores siempre frescas y los inciensos – generalmente de Sándalo – colocan una bandeja con dos velas rojas pequeñas.

Cuando hay una pelea en el matrimonio y ninguno de los dos quiere romper el silencio, lo único que tienen que hacer él o ella es encender una vela, para mostrar su deseo de dar fin a la pelea.

Cuando el otro enciende la otra vela, ambos saben que la pelea ha terminado y pueden sentarse a conversar con mas serenidad o dar muestras más visibles de acercamiento a través de un comentario agradable, una flor o algún presente que demuestre la actitud de acercar a esos dos corazones momentáneamente alejados…

¿POR QUE NO PROPONE A SU PAREJA LLEVAR A CABO ESTE MILENARIO RITUAL EN ESTOS TIEMPOS DE CORONAVIRUS Y LUEGO, LOS ADOPTA COMO COSTUMBRE?

 

BUENAS VIBRACIONES

41476

LAS SIGUIENTES IMÁGENES EMITEN VIBRACIONES.

ELLAS CORRESPONDEN A LOS SIETE CHAKRAS.

CONECTESE CON ELLOS SIMPLEMENTE MIRÁNDOLAS Y PERMITA QUE ELLOS SANEN SU CUERPO FÍSICO, ENERGÉTICO, ESPIRITUAL Y MENTAL.

SIENTA LA ENERGÍA RECORRIENDO SU CUERPO…

PERCIBA COMO DESDE LA VISTA, TODO SU CAMPO ENERGÉTICO SE ACTIVA Y COMO CADA UNO DE LOS CHAKRAS, COMIENZA A VIBRAR CON LA FRECUENCIA QUE NECESITA.

SOPA DE PIEDRA

54d903466da811f30c0c4643

El cuento que voy a compartir en este MOMENTO ESPECIAL que todos estamos viviendo, (algunos ya lamentablemente sufriendo) se llama “Sopa de piedra” y trata de un maestro espiritual que llega a un pueblo acosado por el hambre.

Los habitantes intentan que el maestro siga su camino, temiendo que su presencia signifique menos alimentos para ellos.

Le dicen una y otra vez que no hay comida en ningún lugar que se pueda encontrar.

El maestro explica que no necesita ningún alimento y que – de hecho, planeaba hacer una gran sopa para compartir con todos ellos.

Los aldeanos lo quedan mirando sospechosamente mientras el maestro, hace un fuego con unos troncos secos, y cuando está el fuego a punto… llena un viejo caldero con agua y saca de una bolsa, una piedra dejándola caer en la olla.

Al cabo de un rato, cuando el agua comienza a hervir, toma una cuchara, la prueba y dice lo deliciosa que esta la sopa de piedra.

A medida que los aldeanos empiezan a mostrar interés, el maestro dice lo bueno que estaría la sopa con un poco de repollo…

Entonces… Un aldeano sacó un repollo de su bolsa para compartir.

Otro- quizá contagiado por esa acción – hace lo mismo con una cebolla y esto se repite hasta que la sopa tiene repollo, zanahorias, cebollas y remolachas – y así – el maestro logra una sopa sustanciosa que alimenta a todos en el pueblo.

Esta historia amigos… trata sobre la tendencia humana a acumular y la necesidad de compartir…

Esta metáfora va más allá del ámbito de la comida. Acumulamos ideas, libros, dinero, emociones… y energía, pensando que seremos más ricos si los guardamos para nosotros mismos, cuando en realidad…

DANDO, es cuando más obtenemos.

Para que podamos controlar esta pandemia, debemos poner cada uno su mayor esfuerzo.

No salgan de su casa a no ser que sea estrictamente necesario y protégete y proteja a quienes te rodean.

Esto va a pasar…

¡Hagamos que sea pronto!

BENDICIONES Y QUE ESTÉN BIEN…

Walter Accuosto