MEMORANDUM DE DIOS

Resultado de imagen para memorandum de dios og mandino

  • REGLA NUMERO UNO

Hay que considerar lo bueno que uno tiene. Una vez que uno se da cuenta de lo valioso que es y de cuantas cosas positivas tiene a su favor, las sonrisas volverán saldrá el sol, sonará la música y uno podrá finalmente avanzar hacia la vida que Dios le señaló… con gracia, fuerza, valor y confianza.

  • REGLA NÚMERO DOS

Hoy, y todos los días, uno debe dar más de lo que le pagan por hacer. La victoria del éxito se habrá ganado a la mitad cuando uno aprenda el secreto de dar más de lo que se espera en todo lo que uno hace. Hay que hacerse tan valioso en su trabajo que más adelante uno se vuelva indispensable. Uno debe ejercer su derecho de recorrer ese kilómetro adicional y disfrutar de todos los beneficios que recibirá. ¡Bien se los merece!

  • REGLA NUMERO TRES

Cada vez que se cometa un error o se haya sido abatido por la vida, no hay que quedarse demasiado tiempo pensando en ello. Los errores son la forma en que la vida le enseña a uno. La capacidad de cometer errores ocasionalmente es inseparable de la capacidad de lograr las propias metas. Nadie gana de todas, todos, y las fallas que se tienen, cuando ocurren, son simplemente parte del propio crecimiento. Hay que sacudirse los errores. ¿Cómo podría uno conocer sus límites sin una falla ocasional? Nunca hay que rendirse.

  • REGLA NUMERO CUATRO

Uno debe premiar siempre sus largas horas de trabajo y afán de la mejor manera, rodeado de su familia. Hay que alimentar su amor con todo cuidado y recordar que los hijos y quienes nos quieren necesitan modelos, no críticas, y el propio progreso se intensificará cuando uno se esfuerce constantemente por presentar el mejor aspecto de uno mismo a los demás. Incluso si uno ha fallado en todo lo demás a los ojos del mundo, si se tiene una familia o amigos que lo ame, uno es un triunfador.

  • REGLA NUMERO CINCO

Hay que levantar este día sobre una base de pensamientos agradables. Uno no debe preocuparse nunca por ninguna imperfección que uno tema que pueda impedir su progreso. Hay que recordar, tan seguido como sea necesario que uno es hijo de Dios y que tiene el poder de alcanzar cualquier sueño si eleva sus pensamientos. Es posible velar cuando uno decide que puede hacerlo. No hay que volver a considerarse derrotado. Hay que dejar que lo que el corazón ambiciona sea el proyecto de la propia vida. ¡Hay que sonreír! Desde el principio de los tiempos, los hombres sabios nos han estado diciendo que todo lo que logramos, o no logramos, es consecuencia directa de lo que esperamos de nuestras capacidades, nuestro valor y nuestro potencial. James Allen nos dijo que los pensamientos dan buenos frutos y los malos pensamientos dan malos frutos.

  • REGLA NUMERO SEIS

Siempre hay que dejar que las propias acciones hablen por uno, aunque todo el tiempo hay que estar en guardia contra las terribles trampas del falso orgullo y la vanidad que pueden detener el propio avance.

  • REGLA NUMERO SIETE

Cada día es un don especial de Dios, y si bien es posible que la vida no siempre sea justa, uno no debe dejar nunca que las penas, las dificultades y las desventajas del momento envenenen la actitud y los planes que uno tiene para sí mismo y su futuro. No se puede ganar si en su vida le acompaña permanentemente la autocompasión, porque seguramente ahuyentará cualquier oportunidad de éxito. Nunca más. Hay una mejor manera.

  • REGLA NUMERO OCHO

Uno nunca debe llenar sus días ni sus noches con tantas nimiedades y cosas insignificantes como para no tener tiempo de aceptar un verdadero reto cuando éste se presente. Esto es válido tanto para el juego como para el trabajo. Un día meramente sobrevivido no es ocasión de festejo. Uno no está aquí para desperdiciar sus preciosas horas, cuando tiene la capacidad de lograr tanto si hace una pequeña modificación en su rutina. Ya no hay que ocuparse en pequeñeces. Ya no hay que volverle la cara al éxito. Hay que darse tiempo y espacio para crecer. Ahora, ¡Ahora mismo! ¡No mañana!

  • REGLA NUMERO NUEVE

Hay que vivir este día como si fuera el último de su vida. Hay que recordar que sólo se encontrará la expresión “mañana” en el calendario de los tontos. Hay que olvidar las derrotas del ayer y no tomar en cuenta los problemas del mañana. Eso es todo. El día del Juicio Final. Es todo lo que se tiene. Uno debe hacer de este día el mejor de su año. Las palabras más tristes que uno podría pronunciar son: “Si pudiera volver a vivir mi vida…” Hay que tomar la batuta ahora. ¡Y dirigir con ella! ¡Este es su día!

  • REGLA NUMERO DIEZ

A partir de hoy, uno debe tratar a todas las personas que encuentre, sean amigas o enemigas, conocidas o extrañas, como si fueran a morirse a medianoche. No importa qué tan trivial sea el contacto, Hay que brindar a cada persona toda la atención, amabilidad comprensión y afecto que uno pueda mostrar, y hay que hacerlo sin pensar en ninguna recompensa. Su vida nunca volverá a ser igual.

  • REGLA NUMERO ONCE

Hay que reírse de sí mismo y de la vida. No con el ánimo de burlarse ni de autocompasión, sino como un remedio, como un medicamento milagroso, que le mitigará a uno el dolor, le curará la depresión y le ayudará a poner en perspectiva la derrota aparentemente terrible del momento. Uno debe borrar la tensión y las preocupaciones riéndose de sus predicamentos, con lo que liberará su mente para pensar con claridad en la solución que seguramente llegará. Nunca hay que tomarse demasiado en serio.

  • REGLA NUMERO DOCE

Nunca deben descuidarse los detalles, ni escatimarse ese esfuerzo adicional, esos cuantos minutos de más, esa palabra suave de alabanza o agradecimiento, esa entrega de lo mejor que uno puede hacer. No importa lo que los demás piensen, pero sí es de primordial importancia lo que uno piensa de sí mismo. Usted nunca podrá hacer lo mejor, que debería ser siempre su rasgo distintivo, si está tomando atajos y evadiendo responsabilidades. Usted es alguien especial. Debe actuar como tal. ¡Nunca deben descuidarse los detalles!

  • REGLA NUMERO TRECE

Hay que recibir cada mañana con una sonrisa. Uno debe considerar el nuevo día como otro regalo especial de su Creador, otra oportunidad dorada para completar lo que uno no pudo concluir ayer. Hay que motivarse uno mismo. Hay que dejar que la primera hora establezca el tema del éxito y la acción positiva que con toda seguridad resonará durante todo el día. El día de hoy nunca volverá a ocurrir. No hay que desperdiciarlo con un inicio falso o completamente nulo. Usted no nació para fallar.

  • REGLA NUMERO CATORCE

Uno logrará su gran sueño, un día a la vez, así es que hay que fijar metas para cada día – no proyectos largos y difíciles, sino tareas que lo llevarán a uno, paso a paso, hacia su arcoiris. Debe anotarlas, si así le parece, pero hay que limitar la lista de manera que no se tengan que arrastrar las cuestiones inconclusas de hoy hacia el mañana. Hay que recordar que uno no puede construir su pirámide en veinticuatro horas. Hay que ser paciente. Nunca debe dejar que su día esté tan lleno de actividades que se descuide la meta más importante – hacer lo mejor que pueda, disfrutar este día y mantenerse satisfecho con lo que ha logrado.

  • REGLA NUMERO QUINCE

Uno no debe permitir nunca que nadie le eche a perder la felicidad que representa la vida y de esa manera arroje una sombra de tristeza y derrota en todo el día. Hay que recordar que no se requiere nada de talento, ni abnegación, ni inteligencia, ni carácter, para estar en el equipo de los que encuentran fallas. Nada externo puede tener poder sobre una a menos que uno lo permita. El tiempo es demasiado precioso para sacrificarlo en días desperdiciados combatiendo las fuerzas rastreras del odio, los celos y la envidia. Usted debe proteger cuidadosamente su frágil vida. Únicamente Dios puede crear la forma de una flor, pero cualquier niño puede hacerla pedazos.

  • REGLA NUMERO DIECISÉIS

Hay que buscar la semilla del bien en todas las adversidades. Cuando uno domina ese principio, posee un valioso escudo que lo protegerá bien a través de todos los oscuros valles por donde tenga que pasar. es posible ver las estrellas desde el fondo de un pozo profundo, en tanto que no pueden distinguirse desde la cima de una montaña. de la misma manera, usted aprenderá de la adversidad cosas que uno no habría descubierto jamás sin dificultades. Siempre hay una semilla del bien. Uno debe encontrarla para prosperar.

  • REGLA NUMERO DIECISIETE

Uno debe darse cuenta que la verdadera felicidad radica dentro de uno mismo. No hay que desperdiciar tiempo ni esfuerzo en buscar la paz, la alegría y el gozo en el mundo externo. Hay que tener presente que no hay felicidad en tener u obtener, sino únicamente en dar. Hay que dar. Compartir. Sonreír. La felicidad es un perfume que no se puede escanciar en los demás sin que unas cuantas gotas caigan en uno mismo. Ahora es el momento de ser feliz. Aquí es el lugar para ser feliz.

 

ESTOS TEXTOS PERTENECEN A OG MANDINO,

UN ESCRITOR QUE LES RECOMIENDO LEER EN ESPECIAL SU QUIZÁ MÁS FAMOSO LIBRO:

“EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO”

SEMANAS PASADAS RECORRIENDO LAS LIBRERÍAS DE LA CALLE TRISTAN NARVAJA, VI VARIOS EJEMPLARES USADOS A PRECIOS MUY BAJOS ($100).

CUALQUIER TITULO DE ESTE AUTOR (OG MANDINO) VALE LA PENA…

TURNOS DISPONIBLES

Una sesión de Reiki es una entrevista personal de aproximadamente una hora y media en la que mediré su campo energético y podrá ver Ud. mismo el color de su aura y el estado de cada uno de los chakras, datos fundamentales para el diagnostico energético, porque cada uno representa un área de su vida y de esta forma veremos que es lo que mas le preocupa y donde están los principales bloqueos.

Verá como habrá un antes y un después desde el punto de vista energético y emocional ya que, luego de la sesión volvemos a tomar las mismas mediciones para que pueda  comprobar como ha cambiado su energía y saber yo… que ejercicios energéticos, flores de Bach o elixires de gema le proporcionare ya que ya están incluidos en el costo.

Muchas personas consultan cuantas sesiones son necesarias para comenzar a ver los cambios.

Les puedo asegurar que en la gran mayoría de las veces, basta sola una sesión para iniciar el proceso de sanacion y el paciente experimente una rápida mejoría. Eso se debe porque además de la energía Reiki, trabajo con otros sistemas vibracionales que adapto de acuerdo a la necesidad del paciente.

Atiendo de lunes a viernes de 9 a 19 en pleno Zona Cordón de Montevideo (Colonia y Tacuarembó).

Por turnos y consultas mi teléfono es el 2-409-39-53.

Como cuando estoy en consulta no atiendo en teléfono, le ruego que deje nombre y numero y yo lo estaré llamando para combinar día y hora.

El hilo rojo del Destino.

Resultado de imagen para hilo rojo

La cultura Oriental tiene la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique.

Ese hilo invisible es rojo para la vista de quienes tienen una gran sensibilidad y permanece atado a estas dos personas a pesar del tiempo, del lugar, de las circunstancias…

El hilo puede enredarse o tensarse, pero nunca puede romperse, asegurando así, que quienes deban encontrarse… sin duda se encontraran.

Esta semana quiero compartir con Uds. un cuento que trata de esa unión invisible, pero también imposible de evitar que dice que hace mucho tiempo, Chia Ming, un famoso emperador Chino se entero que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenia la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia y le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que seria su esposa.

La bruja accedió a cambio de una pequeña fortuna y comenzó a seguir el hilo.

Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre mujer con un bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie. Tomo las manos del emperador y señalando la criatura le dijo: “Aquí termina tu hilo”.

Al escuchar esto el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja, empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la pobre niña se hiciera una gran herida en la frente.

Furioso ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y sus asesores políticos le recomendaron que lo hiciera con la hija de un general muy poderoso.

Seria una unión más que de afecto, de estrategia y de poder, puesto que ni siquiera conocía a quien sería su futura esposa.

Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de quien sería su mujer… la cual entro al templo con un hermoso vestido blanco y un velo que la cubría totalmente.

Intrigado, levanto el velo para descubrir su cara y se encontró con la mujer de sus sueños, la que siempre había deseado tener… con unos hermosos ojos negros, una boca perfecta, un rostro del cual se enamoro inmediatamente…

¡El cual tenía una cicatriz muy peculiar en la frente!

EL DOLOR NO DEFORMA… TRASFORMA.

Resultado de imagen para sufrimiento

Si llegas a sentir hambre, aprende a valorar el pan que comes cada día…

Si superas una enfermedad, vive más intensamente la vida; si pierdes un amor, por un error; esfuérzate por dar de ahora en adelante, de ti lo mejor…

Así es el dolor, te hace fuerte, y transforma el corazón…

Es necesario asumirlo desde la convicción , porque así, aunque sea demasiado fuerte ese dolor, no te detiene, te enseña a ver el mundo con otros ojos, y te ayuda a vivir mucho mejor…

Si careces de algo, valoras más lo que tienes…

Si sufres por alguien, llegas a amarlo más…

Si escoges el camino difícil, te haces más fuerte, Si experimentas de cerca la muerte, aprendes a amar más la vida…

Si caes, adquieres destreza en levantarte…

El dolor no deforma, sino que transforma…

Hay quienes se quejan del dolor y el sufrimiento; y otros que se van al extremo, les gusta ser masoquistas y quedarse en ello…

El dolor no es un castigo, tampoco un estilo de vida; no se trata de renunciar a vivir, ni de estancarse en él, para decir que se ha “sufrido demasiado” cómo si ello fuera un trofeo ¡no! …

El dolor es un verbo más que se conjuga en el ser humano, pero que debe ser asumido en paz, enfrentarlo como un reto ó como ese peldaño, que al superarlo, te hace fuerte, te enseña a valorar lo que tienes, te asemeja a aquel que por amor, su vida entregó e hizo del dolor, Redención…

El dolor no deforma, transforma… es una gran verdad… y eso lo sustentan, quienes al sufrir, sienten que han crecido y se han fortalecido aún más… aquello que alguna vez te hace sufrir, al superarlo, te hará feliz de verdad; te enseñará a ver la vida con nuevos ojos, y podrás experimentar en tu corazón una gran paz, que se hará presente en cualquier momento que vivas, ya sea al reír o al llorar.

Desconozco el Autor.