El adios a nuestros “hermanos menores”.

perro-gato-en-casa-1

El pasado jueves 4 de Octubre, fue el día de los animales, esos seres, llamados por San Francisco de Asís “hermanos menores” que nos acompañan en nuestro transitar por esta vida, con los mismos derechos a disfrutarlas plenamente y con las mismas necesidades de afecto que todos tenemos.

Todos recordamos nuestras mascotas que andarán jugando por otras dimensiones… en mi caso Lechuga, mi adorado Lechuga, pero también Batuque, Sansón y Rolly… perros marca perro que acompañaron distintos tramos de mi vida.

Los animales todos son maravillosos y cada uno, tiene su particularidad…

Los más domésticos, son los más cercanos a nosotros también y en esa categoría entran fundamentalmente los gatos y perros.

Lamentablemente su vida no es tan larga como nosotros y a lo largo de la nuestra, debemos despedir con mucho amor y dolor también a muchas de nuestras mascotas.

Hace un tiempo leí en el Portal Yahoo un título que me llamo poderosamente la atención que era: ¿Qué hacen las mascotas minutos antes de morir?.

Trascribo parte de la nota:

“Quienes tengan una mascota concordarán que es difícil acompañarla en una enfermedad y más aún, tener que despedirla si no tiene posibilidades de una mejor vida.

Tanto es el amor que una persona puede llegar a sentir por un animal, que muchas veces estos son tratados y considerados como uno más de la familia – dice la nota y para muchos de nosotros, eso es verdad.

En casos extremos… debemos seguir el consejo más doloroso… ya que el médico veterinario – porque ya no hay nada más que hacer – sugieren la eutanasia.

Ahora… la mayoría de los dueños frente a tal sufrimiento optan por dejar la mascota en manos del veterinario, porque se resisten a pasar por ese trago amargo…

Eso es comprensible amigos… pero “algo” me hizo estremecer (y lo pude comprobar cuando debi dar asistencia a mi último, gran y querido perro/amigo Lechuga…

Todos los veterinarios consultados – continua la nota – coinciden en dos cosas: Que esta es la parte más difícil de su trabajo y lo más importante que todos quienes tienen mascotas deberían grabárselo en su mente..

Todos coincidieron en afirmar que: cuando tenían que sacrificar a un animal, el 90% de los dueños no querían entrar en la habitación cuando los inyectaba, por lo que los últimos momentos de la mascota suelen ser buscar frenéticamente la mirada de sus dueños.

Eso es fuerte amigos…

Y la nota finaliza diciendo

“Cuando tengas que llevar a tu mascota al veterinario para que tenga un final sin dolor, quiero que sepas algo.

Tú has sido el centro de su mundo TODA SU VIDA.

Quizás él ha sido sólo una parte de la tuya, pero todo lo que conoce es a ti como su familia…

Para nosotros, como humanos, es devastador perderlos, pero por favor, te ruego que no los dejes solos.

No dejes que se transiten de la vida a la muerte en un cuarto con extraños, asustados y en un lugar que no les gusta.

Lo tienes que saber…

One response to “El adios a nuestros “hermanos menores”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s