Vivir sin arrepentimientos

UNA ENTREVISTA REALIZADA POR LA REVISTA “NOTICIAS” A ARNAUD MAITLAND AUTOR DEL LIBRO “VIVIR SIN ARREPENTIMIENTO”

arnaud_maitland_vivir_sin_arrepentimiento

Mi madre era una persona excepcional que de golpe enfermó con el mal de Alzheimer.

Ella estaba viviendo en un geriátrico en Holanda cuando murió, y yo ya estaba radicado en los Estados Unidos, con lo cual no pude viajar para verla antes de su muerte. Todavía amo a mi madre y la siento presente, en el libro que escribí y en mi mente.“.

Arnaud Maitland habla de su propia vida para explicar su nuevo trabajo, Vivir sin arrepentimiento (Grupo Editorial Norma).

 “Hoy, ya no puedo tomarme un café cortado con ella, pero cuando lo tomo pienso cuánto le hubiera gustado compartirlo conmigo y cuánto hubiera disfrutado yo también.

Actualmente, uno de mis hijos vive lejos y siempre pienso que, cuando le ocurra algo importante, viajaré inmediatamente.

No me culpo por no haber estado con mi madre, pero aprendí del pasado que las cosas se pueden cambiar, y que no hay que vivir con arrepentimiento“.

Enseguida, Maitland aclara que casi nada de lo que dice es invención propia, sino la interpretación de las herramientas que estudió y que lleva a la práctica, del budismo tibetano.

 “Mientras trabajaba en una compañía holandesa, en Nueva York y Hong Kong, comencé a leer libros relacionados con la filosofía oriental y la psicología, y recuerdo cuán instantáneamente me empecé a sentir mejor.

Comencé a vislumbrar que eso me hacía bien. Por entonces, tenía 29 años y poco que perder.

Entonces conocí al lama tibetano Tarthang Tulku, y entendí lo que realmente era significativo para mí. Y una de esas cosas es que lo que pertenece al presente es importante, sin olvidarnos del pasado, pero aprendiendo de él“.

Noticias: En Occidente no nos preparan para enfrentar la enfermedad grave, la vejez ni la muerte.

¿Cuál es el error más común que se comete?

Arnaud Maitland: Cuando mis abuelos murieron, la casa estaba en silencio, hablábamos en susurros, las cortinas estaban cerradas y no fuimos al funeral. Nunca pude ver lo que, en realidad, era normal.

A medida que fui creciendo, si había algún enfermo no estábamos cerca: era algo privado, negro, oscuro.

Según el budismo tibetano, tenemos un tiempo limitado y la muerte es el momento de celebrar y apreciar lo que esa persona hizo con su vida.

Noticias: Hoy se teme más envejecer que morir.

Maitland: Para quien está envejeciendo, las enseñanzas tibetanas indican tres cosas: apreciar los buenos momentos vividos, pasarle todo lo importante a las siguientes generaciones, y prepararse para el proceso de morir. En Occidente no se hace ninguna de las tres.

Noticias: ¿Somos negadores porque esas instancias nos enfrentan con el límite, con el hecho de que nada es permanente?

Maitland: Sí, vivimos buscando seguridad y permanencia, cosas transitorias y sujetas a cambios, como tener más dinero, prestigio o estatus, y así se va montando el tinglado del sufrimiento.

Aquello donde ponemos nuestra base, no dura, todo se evapora, especialmente cuando vas envejeciendo. Pero hay otra base muy real: si bien contamos con un tiempo limitado, tenemos creatividad, un corazón, energía, podemos hacer cosas.

Noticias: Usted señala nuestra mala relación con el tiempo: nos alienamos porque no alcanza, o lo malgastamos pensando que falta mucho para morir.

Maitland: Y cuando tenemos un buen momento nos sentimos culpables. El budismo tibetano dice que el tiempo es nuestro aliado, pero la alienación es el verdadero problema de Occidente.

No tenemos muchas oportunidades, no podemos hacer todo de nuevo. Por lo tanto, el momento de vivir la vida es el presente. Quien no tiene los ojos brillantes, vivos, está en el pasado, con los arrepentimientos y resentimientos que conlleva, o está en el futuro.

Noticias: Ese estilo de vida que genera temores, dudas y ansiedad, saca a la mente de su eje. ¿La realidad crea nuestros pensamientos, o es al revés?

Maitland: La mente se contrae, y ese es un patrón: si pienso mucho en problemas, genero más. Si empiezo a pensar diferente, esos patrones negativos empiezan a cambiar: la mente moldea la realidad. La mente es neutral, no es mala, somos buenos por naturaleza.

Noticias: Si actuamos y reaccionamos según determinados patrones, ¿el sufrimiento tiene una dinámica que lo realimenta?

Maitland: Eso se llama karma. Hoy estamos formando el karma del futuro, pero el antiguo sigue funcionando. Sin embargo, como ocurre con el jardín, podemos sembrar buenas semillas en el suelo.

Noticias: Pero las emociones positivas también crean sufrimiento: un enamorado teme que la relación se termine o que lo abandonen.

Maitland: Las emociones positivas como la alegría, el amor, abren la mente y hacen fluir la energía. En cambio, si uno tiene resistencias, está negativo, la energía no fluye, la mente está cerrada y es como una goma pinchada en un auto. En mis charlas, cada vez que uso la palabra “amor” la gente se incomoda, algunos lo traducen como alegría o felicidad, pero en el budismo es un concepto muy diferente.

Noticias: ¿Qué es el amor, según esta doctrina?

Maitland: Es un estado de la mente, por el cual reconocés tu ser único y el valor único del otro, y lo debés respetar.

Si estás relajado, hay naturalmente amor. No es algo que tratás de conseguir, y si empezás a manipularlo porque querés quedártelo, eso único se esfuma y el temor termina siendo una coraza que te estrangula. Amor no es enamorarse, sentirse atraído, el “me siento bien con vos” o el encantamiento.

Noticias: ¿Cómo cultivar pensamientos positivos?

Maitland: El budismo dice que hay algunas verdades y que si no vivimos de acuerdo a ellas vamos a sufrir y arrepentirnos.

Una es la apreciación de que nuestra vida es única.

Otra es la impermanencia: las cosas cambian y nuestro tiempo es limitado, debemos usarlo bien.

La tercera es el karma: ¿qué semilla estás plantando? Si piensas negativamente, el resultado será igual.

Y tu vida actual muestra lo que pensaste e hiciste en el pasado.

(Parte de un reportaje realizado a Arnoud Maitland autor del libro “Vivir sin arrepentimientos” por un periodista de la revista “Noticias).

One thought on “Vivir sin arrepentimientos

  1. Hola..la propuesta d poder escuchar el audio dl programa desde nuestro cel o compu m parece genial…m gustaria q se siga hasiendo!! Besoss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s